domingo, 27 de noviembre de 2011

Instituto Mexicano de Parapsicología: Un ejemplo más de superstición y superchería en nuestro país

Conocía los cursos que el IPN ofrece sobre homeopatía y acupuntura; sabía de las "iglesias" que ofrecían curación por la fe y exorcismos, llamadas "Pare de Sufrir"; en Jalisco, tuvimos el "honor" de ver nacer al grupo de cazafantasmas de Extranormal, todo un fenómeno hispano hoy en día.

De lo que no me había enterado, es que México también tiene un Instituto Mexicano de Parapsicología. Si, así como lo oyen, México tiene una escuela para volverse tarotista, curandero, místico o medium.

Esta "escuela" ofrece cursos para ser todo un profesional en terapias alternativas como auriculoterapia, flores de Bach, magnetoterapia, geoterapia, bioenergía, reflexología, aromaterapia, curación mediante pirámides, mandalaterapia, interpretación de los sueños... y cursos "profesionales" místicos de  numerología, amuletos y talismanes, tarot, runas, baraja francesa, hipnosis entre muchas otras "carreras" para "profesionistas" en la materia. Y todo esto, sin contar las carreras ya propiamente dichas, en parapsicología y terapias alternativas, y sus seminarios ofrecidos.



Este "instituto" cuenta con todos los requisitos legales que la Secretaría del Trabajo que nuestro queridísimo gobierno pide. Incluso, el sitio del instituto nos da una cita breve de la opinión de la Secretaria (junto a opiniones sobre parapsicología por parte de la UNESCO y de medicinas alternativas por parte de la OMS) sobre la parapsicología y su enseñanza:

"El Instituto Mexicano de Parapsicología se encuentra registrado ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en México con el número IMP000515-V97-0013.

El registro como 'Agente Capacitador' es un aval sobre los programas de estudios que se aplican en el instituto. Esta acreditación permite a los alumnos con diplomas del Instituto ser reconocidos como profesionales capacitados en una Institución registrada ante dicha secretaría.

Es un logro importante que este tipo de instancias reconozcan a través de su respaldo el trabajo que se realiza en materia de parapsicología y de las terapias alternativas."

 Los cursos, seminarios y carreras cuentan con los profesores, Raquel Arrizabalaga, licenciada (¡wow!) en terapias alternativas y experta en parapsicología, lectura del tarot y mandalaterapia; el licenciado en parapsicología (doble wow) Matías Arrizabalaga, Master en hipnosis clínica y en feng shui, así como experto en grafología; y la licenciada, también en parapsicología (triple wow), Graciela Arrizabalaga, especialista en runa y tarot, además de ser master en feng shui. Como podemos notar, nuestros "profesores" parecen ser familiares, probablemente hermanos. Dando así la (tal vez, y solo tal vez) "equivocada" sensación de que este "instituto" mas que nada es una sociedad hecha pasar por escuela.

En el sitio web de la sociedad, digo, del instituto, se muestran artículos variados sobre reflexología, niños índigo, curación a distancia, auriculoterapia, ocultismo y otro montón mas de temas propios del supermercado de la new age

Tal vez, sea por ignorancia, pero hasta donde tengo entendido, no existe la mínima evidencia de la existencia de poderes psíquicos o paranormales, ni de la eficacia de alguna terapia alternativa de las que presentan y ofrecen. Tal vez sea por ignorancia, o tal vez y solo un humilde tal vez, sea por que en realidad no existen esas pruebas y en cambio, se tienen muchas pruebas duras contra la pseudociencia de la parapsicología, así como contra el curanderismo hecho pasar por medicina.

En gran parte indignado, y en gran parte avergonzado por que nuestro gobierno certifique institutos donde se enseña a ser un pseudocientífico o un curandero, decidí mandarle una carta al instituto por medio de su enlace de contacto. La carta, habla de mi indignación por sus cursos y carreras, plantea preguntas que espero me vayan a responder e incluso, me doy el tiempo de invitar a sus profesores y estudiantes, a demostrar la veracidad y/o eficacia de alguna de sus carreras, invitándolos al reto del Papá Escéptico. Para no contarles todo el choro, les dejo con la carta que envié.
Parapsicología, grafología, terapias alternativas, esoterismo... son solo algunas muestras de pseudociencia que este instituto hace pasar por ciencia.
 
A quien corresponda:

Buenas tardes, espero tengan un buen día. Primero que nada, es un gusto el que puedan responderme a unas preguntas que me hice a mi mismo cuando encontré por accidente su sitio web.

En primer lugar, me llamó la atención que en México exista una institución "educativa" que enseña cursos de terapias alternativas, parapsicología y esoterismo.

Me llamó mucho la atención esto por que, todas estas disciplinas, hasta donde tengo entendido, carecen de evidencias suficientes que demuestren su eficacia o su veracidad de manera pública y verificable, es decir, su veracidad de manera empírica y científica. Por esta razón me sentí en la necesidad de expresar mi humilde opinión respecto a este asunto.

Y mi opinión es: ¿Cómo es posible que se esté preparando a personas para volverse pseudocientíficos y curanderos, estafando a personas de buena fe que en realidad cree en asuntos sobrenaturales? ¿Es ético enseñar y practicar la pseudociencia como profesión? Estas preguntas, por supuesto, me las he respondido a mi mismo, pero me interesaría que pudieran responderme ustedes, si no es mucha molestia.

Ahora, como es evidente, mi posición respecto a la parapsicología, el curanderismo y la medicina alternativa, es racionalista crítica, ya que en mi corta vida, me he dedicado al estudio (a manera de "afición") de las creencias humanas (y seguiré con esto) buscando la verdad detrás de lo que nosotros, como humanos que vivimos en una sociedad llena de supersticiones y prejuicios; pero hasta donde se, ni yo ni nadie ha logrado encontrar pruebas contundentes e irrefutables de la validez de la parapsicología como una ciencia o del curanderismo como una verdadera alternativa a la medicina basada en la ciencia.

Desde la perspectiva científica y escéptica, estos temas (y estas carreras que ofrecen) son cuestiones que no deben tomarse a la ligera, pues se está hablando, tanto de la veracidad de un mundo más allá del físico conocido, y de la salud pública de los ciudadanos.

No tengo conocimiento de tales pruebas que demuestren la eficacia de los métodos y prácticas que ustedes ofrecen a la ciudadanía. Nuevamente, si no es demasiada molestía, me interesaría que pudieran demostrar la varacidad y eficacia de sus cursos de manera pública y verificable.

Así mismo, los invito al reto que se está llevando acabo en todo el país de un premio de mas de $20,000 pesos entregados por el escéptico Daniel Zepeda (papaesceptico.com). Considero que aceptar este desafío daría mayor credibilidad a las disciplina que ofrecen.

Sin nada mas que agregar, espero respondan a mis dudas, reclamaciones e invitaciones.

Esperaré con entusiasmo su respuesta en mi correo electrónico o en mi humilde blog, donde también son bienvenidos: elescepticodejalisco.blogspot.com

Saludos desde Jalisco.
Daniel Galarza Santiago
.

Si les confieso algo, tengo la ligera intuición de que probablemente no reciba respuesta alguna o de recibirla, tendré como tal, un ataque a la investigación científica, evitando la parte donde pido (casi suplico) que demuestren su veracidad de la pseudociencia e ignorando el reto del papá escéptico.

Esto, es una muestra de cómo la irracionalidad de la pseudociencia y la new age comienzan a tomar fuerzas en una sociedad ya de por si, sumida en la ignorancia y la superstición. No podemos permitir esto, como ciudadanos, tenemos el derecho de reclamar, preguntar, cuestionar y criticar las prácticas y practicantes de este tipo. Con esto, invito a todo escéptico mexicano (e incluso extranjero) que se sienta igual de apenado por institutos de la pseudociencia, a que envié una carta a dicha institución y a las autoridades concernientes para que tome cartas en el asunto sobre el fraude lo paranormal.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*Daniel Zepeda, alías el Papá Escéptico, ofrece $20, 000 pesos aquella persona en nuestro país que demuestre la existencia de algún fenómeno paranormal.

*Sin Dragones en el Garaje es un blog mexicano de denuncia del curanderismo y la charlatanería de lo paranormal en nuestro país.

*Espejo Escéptico, blog de divulgación crítica sobre supuestos paranormales en México y el mundo.

*El grupo Sobrenatural.net publica de manera periodica sobre fraudes en la salud y fenómenos paranormales.

*El Retorno de los Charlatanes, blog del periodista y escéptico militante Mauricio-José Schwarz sobre grupos engañabobos en el mundo de habla hispana.

8 comentarios:

  1. ya me gane los 20,000 llameme 2853391 merida yucatan mexico

    ResponderEliminar
  2. jaja, ¿en serio? Le pasare tu teléfono a Daniel Zepeda xD

    ResponderEliminar
  3. Hola, Yo estoy viviendo un caso de parapsicologia, mediante la hipnosis y telepatia.....

    por favor contactate conmigo papa Esceptico, y a ti anonimo enviame por favor tu lada, de telefono para llamarte gracias...
    mis datos son....
    jmza99@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Creo que LO PRIMERO que hay que TENER para que sea o no efectivo ESO que se está TRATANDO DE DESMENTIR, es precisamente LA CREDIBILIDAD EN ELLO.
    SI UNO ES ESCEPTICO jamás nadie lo convencerá de lo contrario (mas si es un ESCEPTICO RADICAL) asi que PIERDEN SU TIEMPO, y es una burla eso de que "a ver HAZME CREER" CUANDO EN REALIDAD EL SUJETO QUE OFRECE EL PREMIO SE AFERRARÁ A LO QUE SEA PARA NO CREER.

    ResponderEliminar
  5. si no crees en eso pues no te metas con esos temas y sigue tu camino estudiando en vez de perder el tiempo creando paginas inservibles como esta que no aporta nada a la sociedad

    ResponderEliminar
  6. No es mala onda, pero, se maneja libre albedrio en esta sociedad. El creer o no creer en la parapsicologia es como ser de un partido de derecha o de izquierda, o como creer o no creer en Dios (o creer en alguno de los tantos que nos han dicho que hay), asi que aunque te demuestren lo contrario, tu diras que no, que debe tener una explicacion mil por ciento cientifica, solo recuerda que las ciencias humanas no son numéricas ni comprobables. Pero bueno, cada quien cree en lo que quiere creer.

    ResponderEliminar
  7. Estimado amigo, entiendo perfectamente el que haya desconfianza en las personas que se dedican a la investigación parapsicológica, debido a que en ningún caso se ha podido aplicar el método científico en estas investigaciones y desafortunadamente en muchos casos se lucra con ello, además que por el mismo desconocimiento de como llevar a cabo estas investigaciones no se cuenta ni con la técnología ni con las herramientas y ni siquiera con la base correcta de como llevarlas a cabo, yo como ustedes soy una persona que prefiero tener la tendencia a cuestionar de forma científica las cosas, buscando una explicación lógica a las cosas, pero también no nos podemos cerrar por completo a la posibilidad de que existan cosas que están fuera del alcance de la ciencia, si somos sensatos la ciencia a pesar de tener un avance importante en todos los campos está verdaderamente en pañales y hay miles y miles de cosas que aún no puede explicar, personalmente pienso que los fenómenos paranormales existen, y que ocurren de forma espontánea y no se ha encontrado la forma de reproducirlos bajo el método científico, ni controlarlos, las causas de que se produzcan aún no se saben pero son tan reales que las personas que las viven no tienen ninguna duda de ello, y muchas ocasiones dejan de ser un asunto basado en la fé a algo muy muy real, y que en muchas ocasiones son experiencias grupales y no dan lugar a alucinaciones o trastornos individuales, es mi opinión muy humilde y espero que me regresen el comentario, afirmo que no soy ningún ignorante que se deje sorprender con la primera ni segunda explicación, ni creyente ni fanático ni charlatán ni siquiera creo en las religiones, pero reconozco como seguramente ustedes que hay miles de cosas que no puedo explicar al igual que el más avanzado y letrado científico del mundo, por ello no se puede simplemente ser escéptico, ello también implica cierto grado de insensatez y cerrazón a las posibilidades, saludos.

    ResponderEliminar