sábado, 10 de septiembre de 2011

Argumentum ad verecundiam; el argumento de autoridad y sus variantes (serie falacias lógicas)

Por Esceptiquísimo México (Claudio Pérez de Celis)

El argumento de autoridad es una de las falacias lógicas más comunes con las que nos afrontamos día a día. Se trata de un argumento fundamentado, más que en la lógica del mismo, en una figura o texto a los cuales se les atribuye una autoridad superior. En otras palabras, "es así por que X lo dice".

Al argumento de autoridad se le conoce con el nombre en latín de Argumentum ad Verecundiam que puede ser traducido directamente como "argumento de reverencia" por lo que en ocasiones también se le llama "evocación a la reverencia". Esta técnica de retórica es empleada con la finalidad de dar una sensación de falsa validez a un argumento partiendo de una figura de autoridad (autoridad en el sentido de conocimiento más no de jerarquía) buscando desencadenar emociones hacia el autor de forma que el resto de la lógica del argumento no sea cuestionado. Esta es razón la por la cual en muchas ocasiones se emplean técnicas como credencialismo (uso de títulos) y "quote mining" (uso de citas) como métodos de persuasión en la retórica.

En una discusión lógica la carga y trasfondo del argumento es la que cuenta más no su autoría, el usar la autoría de un argumento como recurso para darle peso al mismo es en si una falacia lógica ad verecundiam.

El argumento de autoridad es un error estructural en la linea de argumentación en la fase de "datos", en la fase de "respaldo" o en ambas (ver introducción a las falacias lógicas). La estructura de esta falacia lógica es la siguiente:

X dice que Y es verdad.
X es un experto.
Por lo tanto Y es verdad.

Ejem:
Einstein decía que la física cuántica es mentira.
Einstein era un gran genio.
Por lo tanto la física cuántica es mentira.

Como mencioné anteriormente la figura de autoridad no se limita a personas y puede incluir textos, artículos, tradiciones, opiniones populares así como dogmas y artículos de fe. Dependiendo de la figura autoritaria usada podemos desprender varios subtipos y variables del argumentum ad verecundiam. 

Algunos de los subtipos de el argumento de autoridad son:


Argumento de opinión popular (argumentum ad populum) y argumento de las masas (argumentum ad numeram.-

En estos subtipos del ad verecundiam la autoridad es depositada en la opinión o creencia de predominante en un grupo de personas con la falsa idea de que una opinión o creencia compartida por gran número de personas tiene mayor validez. Se hace ver como si la verdad fuera verdad por un proceso democrático. Si se hace referencia a la pupularidad de la idea es un ad populum y su se hace referencia al número de personas que soportan la tesis es un ad numeram.

La  estructura básica es la siguiente:

X número de personas creen que Y es verdad.
Tantas personas no pueden estar equivocadas.
Por lo tanto Y es verdad.

Ejem.-
Muchas personas creen en la homeopatía.
Tantas personas no pueden estar equivocadas.
Por lo tanto la homeopatía funciona.


Argumento de Galileo, falacia Galiléica, apuesta a Galileo (Argumentum ad Galileusz).-

Contrario al argumentum ad populum en el cual la autoridad es depositada en la opinión popular, en el argumento de Galileo la autoridad es depositada en el lado más débil de la contienda. En otras palabras se intenta argumentar que la gran oposición popular a una idea implica que esta es correcta de la misma manera en que Galileo recibió gran oposición siendo que estaba en lo correcto. El interlocutor busca ganar autoridad comparándose con Galileo Galilei (o algún otro gran pensador o científico) y de martirizarse en el proceso. También es común encontrar variantes de este subtipo haciendo referencia a la crucifixión de Cristo o a que Einstein no era bueno en la escuela.

Su estructura es:

Galileo decía la verdad y todos estaban en su contra y se burlaban de él.
Yo creo que X es verdad y todos están en mi contra y se burlan de mi.
Por lo tanto X es verdad.

Ejem.-
Peter Deusberg dice que el VIH no es el causante del SIDA y es denigrado por esto.
A Galileo le pasó lo mismo cuando dijo que la Tierra giraba en torno al Sol.
Por lo tanto Peter Deusberg tiene razón y el VIH no es la causa del SIDA.


Argumento de tradición o antigüedad (argumentum ad antiquitatem).-

En el argumentum ad antiquitatem la autoridad es depositada en la tradición o en la antigüedad del argumento mismo creando la falsa ilusión de que algo es cierto por que se ha hacho así por mucho tiempo o de que su práctica se remonta a tiempos antiguos. Este es un favorito de los proponentes de las medicinas alternativas de origen oriental.

Su estructura es la siguiente:

Y ha sido parte de la práctica por X años.
La sabiduría obtenida en X años no puede estar equivocada.
Por lo tanto Y es verdadero.

Ejem.- 
La acupuntura ha formado parte de la medicina china de forma milenaria.
La sabiduría milenaria china ha persistido por tanto tiempo pues funciona.
La acupuntura funciona.


Argumento de novedad (argumentum ad novitam).-

Contrario al argumentum ad antiquitatem, el argumentum ad novitam establece que lo nuevo por el simple hecho de ser nuevo tiene mayor valor que una idea antigua o de mayor tiempo. Confiere mayor autoridad a una idea novedosa que a una idea pasada por el simple hecho de ser novedosa sin tomar en cuenta la evidencia que pueda o no sustentarla. 

Estructura.-

X es más nuevo que Y.
Lo más nuevo es mejor.
Por lo tanto X es mejor que Y.

Ejem.-
La novedosa terapia láser para dejar de fumar es más novedosa y moderna que las terapias empleadas por los médicos actuales.
Por lo tanto la terapia láser para dejar de fumar es mejor.


Argumento de riqueza o poder (Argumentum ad Crumenam).-

En el argumentum ad crumenam la autoridad ficticiamente se deposita en aquellos que tienen poder o riqueza estableciendo que estos atributos los hace menos propensos a tener errores y por ende a que sus argumentos sean ciertos. Este argumento es ampliamente explotado por los infomerciales televisivos y por las revistas de chismes como parte de su estrategia de mercadotecnia.

Estructura.-

X es rico.
X usa Y.
Por lo tanto Y funciona.

Ejem.-
La reina de Inglaterra es muy poderosa y rica.
Ella usa homeopatía.
Por lo tanto la homeopatía funciona.


Argumento de pobreza (Argumentum ad Lazarum).-

Este argumento es al argumentum ad crumenam lo que el argumentum ad Galileuz es al argumentum ad populum. Establece que una persona pobre es más virtuosa que una persona rica y por lo tanto sus argumentos son de mayor validez.

Estructura.-

X es pobre y humilde.
X cree en Y.
Por lo tanto Y es verdadero.

Ejem.-
Un Suami vive de forma humilde sin atesorar riquezas.
El humilde Suami usa el tantra para mantenerse sano.
Por lo tanto el tantra funciona.


Argumento de prestigio.-

Este argumento está basado en la supuesta autoridad de un personaje de gran prestigio en ciento campo ya sea un músico famoso, un activista apasionado o un científico prominente. Se intenta validar un argumento usando el prestigio de este personaje.

Estructura.-

El gran X dice que Y es verdadero.
X es una eminente figura.
Por lo tanto Y es cierto.

Ejem.-
Stephen Baldwin apoya al creacionismo.
Stephen Baldwin es un actor de gran fama con una carrera amplia.
Por lo tanto el creacionismo debe ser cierto.
___________________________________________________________________________________


Una vez que se ha conocido este tipo de falacia lógica y sus subtipos, resulta realmente fácil detectar sus subtipos y usos en el debate  y plática cotidianos. El argumento de autoridad tiene tantas aplicaciones en la retórica que pareciera inevitable toparnos con él varias veces al día. En lo personal mi  argumento de autoridad favorito es el que evoca la genialidad de algún científico célebre para fundamentar un punto. Curiosamente Einstein es el más usado dada su gran popularidad y reputación como hombre de singular genialidad. El argumentum ad verecundiam más común sobre Einstein dice así:

"Einstein era un gran genio y creía en dios. ¿ acaso tu eres más inteligente que Einstein o por qué no crees en dios?"

Este es un argumento irónicamente usado por muchos cristianos y digo "irónicamente" pues basta con saber un poco de la vida de Einstein para saber que él era panteísta ("yo creo en el dios de Spinoza"). Si un cristiano realmente creyera en la validez de este argumento, entonces dejaría de creer en Cristo y se volvería panteista al igual que Einstein. Claro que analizado de forma correcta este argumento nos damos cuenta de que el interlocutor usa la autoridad del pobre de Einstein para argumentar la existencia de un dios, siendo que en realidad este argumento no demuestra de ninguna manera la existencia de un dios ni justifica la práctica de rendirle culto al mismo.


¿Qué tan invalido es un argumentum ad verecundiam realmente?
Dado que en esta página intentamos fomentar el pensamiento escéptico en lugar de simplemente decir las cosas de forma dogmática, me parece importante analizar que tan inválido es un argumento ad verecundiam.

Digamoslo así, hay varios grados de veracidad en los argumentos de autoridad, dado que es imposible ser un experto en cada aspecto de la gran diversidad científica, en muchas ocasiones nos vemos forzados a confiar en la palabra de algún experto en la materia. De esta forma la primer pregunta que nos debemos hacer cuando nos topamos con un argumento de este tipo es:

 ¿La persona citada como figura de autoridad es un experto en la materia en cuestión o es un experto en algún otro tema? 
Respeta mi autoridad

Este dato es importante ya que, aun cuando un experto puede estar equivocado en su postura sobre algún tema, la probabilidad de que se equivoque en un tema en el que tiene gran maestría es menor que la probabilidad de que se equivoque en alguna postura sobre un tema que sale de su área de experiencia. Así mismo hay que preguntarnos si la opinión de este experto esta respaldada por evidencia científica y el grado de evidencia que la sustenta ya que no es lo mismo la opinión individual de un experto que la opinión de un experto que refleja la opinión de un consenso ni la opinión de un experto que refleja los resultados de estudios calificados como evidencia tipo Ia. De esta forma la opinión de un experto en temas de salud (un Endocrinólogo por ejemplo) tiene mayor peso que la opinión de un experto en temas de física (un Cosmólogo por ejemplo) cuando el tema de discusión se centra en un tema como el tratamiento de la Diabetes Mellitus. Si por el contrario el tema se centrara en un tema como la forma en la que un sistema de 2 hoyos negros alteran el espaciotiempo, entonces la balanza se tornaría a favor del cosmólogo asumiendo, claro, que ambos expertos den opiniones respaldadas por el conjunto de conocimientos basados en la evidencia que sus credenciales les les confieren. 

He de aclarar que calificar de esta forma a los argumentos ad verecundiam es solo un método basado en probabilidad más no está exento de presunciones. Puede darse (y se ha dado) el caso de que una persona sin educación formal en una rama aporte evidencias y opiniones de mayor validez que la de expertos en dicha rama, de manera similar también puede darse el caso de que la opinión de un experto sea errónea. Esta esta es la razón por la cual un argumento no puede ser tomado por verdadero simplemente por los méritos del autor sino que debe ser validado por la evidencia misma.

Todo esto es totalmente cierto porque este blog así lo dice. XD

Duden de todo y continúen en la búsqueda por la verdad.

5 comentarios:

  1. Y más allá de la lógica cartesiana, encontramos la metaética, que pretende llevarnos a una ética "verdadera y buena" desde los círculos de poder. Por ejemplo, las "normas APA" para la publicación de artículos y trabajos, las mal llamadas "bellas artes", los "buenos modales", y así tantos ejemplos. Excelente artículo. Sigo tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Que buena forma de explicar las falacias lógicas, ahora caigo en la cuenta de haberlas escuchado muchas veces e incluso utilizarlas. Espero que ahora que las comprendo un poco ya no me engañen con ellas. Por cierto que buen blog.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus comentarios, espero que les hay sido de utilidad.

    ResponderEliminar
  4. En este 2012, todos los escépticos reconocerán la existencia de DIOS, y cuando esto suceda, pedirán perdón por todos esos insultos hechos a el.
    Siento decirles que esa perdosa que han estado esperando para demostrarles de la existencia de lo paranormal ya nació, y orgullosamente mexicana.
    Muy pronto sabrán de ella, mas o menos en México de junio en adelante se dará a conocer, Ojalá se den tiempo para meditar para que se den cuenta de su equivocación, ya que esta persona les dará la ultima oportunidad para que cambien su forma de pensar y acepten sus errores por medio de la FE, porque si no es así, vendrán la revelaciones que simbraran al Mundo Entero, caerán religiones como fichas de domino y todos los falsos profetas serán desmascarados, y aquellos que no creyeron en su momento se arrepentirán de no haberlo hecho.
    Sobre aviso no hay engaño, espero y crean en lo
    que escribo y reaccionen. No miento.

    ResponderEliminar